aita-umeekin era nafarroa
Al salir

La importancia del contacto con el euskera fuera de las aulas

Para que nuestras hijas e hijos aprendan euskera, es primordial escolarizarlos en esa lengua. Pero la clave está en que el aprendizaje continúe fuera de las aulas. Para ello, es de gran importancia que el contacto con el euskera sea el mayor posible.  Por un lado, se puede trabajar en casa, con familiares, mediante la oferta televisiva o el consumo cultural (libros, cuentos, canciones…). Por otro, en actividades extraescolares (ludotecas, deporte, música, cursos varios…) o en eventos culturales (teatro, conciertos, cine…) que se realicen en euskera. Todo ello les servirá para complementar su proceso de aprendizaje.

La escuela es fundamental para el desarrollo de nuestras hijas e hijos. Aun así,  debemos recordar que en la escuela únicamente pasan alrededor del 15% del tiempo (sin tener en cuenta las horas de sueño) durante un año.  Por lo tanto, es muy importante que las familias nos ocupemos del 85 % del tiempo restante, con el fin de que puedan escuchar y, sobre todo, practicar el euskera en un ambiente lúdico y de ocio, alejado del entorno escolar.

Personas expertas en la materia aseguran que las lenguas no se aprenden únicamente en la escuela; también se aprenden en la vida. En ese aprendizaje, se adquieren diferentes registros, ya que no nos expresamos de la misma manera en cada contexto.  Los niños y niñas se encuentran en la misma situación, porque no hablan del mismo modo a una persona adulta que a un igual. Para hacerse con todos los registros, la escuela no es suficiente,  ya que tanto el tiempo como el contexto son limitados. Nuestras hijas e hijos tienen que adquirir herramientas para poder aprender contenidos académicos, pero también para poder comunicarse y expresar sus sentimientos (alegría, tristeza, humor, frustración…) en euskera con personas de su misma edad en un registro más informal. Por eso, es tan importante trasladar el euskera también a otros escenarios.

Por lo tanto, las familias, más allá de optar por el modelo de enseñanza en euskera para sus hijas e hijos, también deben tratar de proporcionarles el máximo de oportunidades para que puedan utilizarlo, tanto en casa como en su tiempo libre.

ERA ofrece información para que madres y padres, hablen o no euskera, puedan ampliar el contacto con el euskera fuera de las aulas. Por ejemplo, en esta sección se podrán ver dibujos animados; en esta otra sección se podrán escuchar canciones infantiles; y en esta otra  se podrán encontrar audiocuentos. Todo ello en euskera. Asimismo, hemos recopilado la oferta de actividades extraescolares en euskera que hay para personas menores de 12 años en numerosos pueblos y comarcas de Navarra.