Escuela

Primera parada: la escuela infantil

En muchos municipios de Navarra las familias pueden optar, en las Escuelas Infantiles de 0-3 años, por líneas educativas en euskera. Al empezar en la escuela infantil, el pequeño mundo de los niños/as crece: conocen a personas adultas fuera del entorno familiar, las/os educadoras/es, así como a muchos niños/as de su misma edad. Se multiplican las oportunidades para conocer su entorno.

La escuela infantil es un lugar de  encuentro en el que confluyen tanto familias que tienen el euskera como idioma familiar, como  las que tienen otro u otros idiomas familiares, ya que se tienen en cuenta las características de ambas. Los niños/as que reciben el euskera desde la cuna, vivirán todas las experiencias en ese idioma, vivencias que conformarán la base de sus próximas fases educativas. Y cuando el  idioma familiar es uno distinto al euskera, las familias también pueden optar con total tranquilidad por la educación en euskera, ya que las pedagogías basadas en los modelos de inmersión lo hacen posible. Tratando las lenguas de un modo integral y dedicando a cada una el tiempo necesario, más adelante el niño/a será capaz de transferir lo aprendido de un idioma a otro. En este sentido, los profesiones de la educación tienen como base para cualquier aprendizaje respetar los ritmos y progresos de cada niño/a, también, cómo no, el aprendizaje de idiomas.

Por otro lado, la experiencia recabada durante años remarca que es muy importante la comunicación y colaboración entre la escuela y la familia. Los mejores resultados provienen de esa relación, ya que actúa como puente. Cuando han aprendido euskera en casa, los niños/as se llevan todo eso que saben a la escuela y lo comparten. En cambio, cuando lo aprenden en la escuela, los niños/as introducen el euskera por primera vez en muchos hogares donde no se ha hablado hasta entonces, sobre todo por medio de canciones y juegos. Será un placer para toda la familia hacerles un hueco en las costumbres del hogar.

Al fin y  al cabo, la clave de estos primeros pasos en la educación está en desarrollar todas las habilidades de los niños-as, ofrecerles herramientas para conocer el mundo; entre ellas, los idiomas de su entorno.