IMG: pixabay
Casa

El euskera y los nuevos modelos de paternidad

¿Alguna vez hemos pensado que la transmisión del euskera, sea a través de la familia o de la escuela, está relacionada con los cuidados? ¿O que en el seno de esa narrativa en la que se relaciona el euskera con los cuidados, la sociedad ha hecho que la mujer se sienta más interpelada que el hombre?

No vamos a pensar que la mujer será para siempre la madre guardiana del euskera, pero a día de hoy todavía recae en mayor medida sobre ella la responsabilidad de transmitirlo a las hijas e hijos. Incluso cuando los padres no saben euskera, todo lo que le atañe se le atribuye en la mayoría de los casos a la madre. ¿Quizá por estar relacionados con la escuela?

Obviamente nada es casual, sino reflejo de la sociedad en la que vivimos, donde el género tiene un gran peso y el reparto de roles entre los sexos está bastante dirigido desde la infancia, donde las elecciones son claramente modeladas.

En el siguiente listado se recogen algunos datos «curiosos»:

  • Aunque las niñas y niños no reciban de manera explícita que el euskera es responsabilidad de la mujer, la realidad  muestra lo siguiente: Las principales vías para aprender euskera en la infancia son el hogar y/o la escuela:
    • Si solo uno de los progenitores es euskaldun, se transmite más veces cuando es la madre la que sabe euskera.
    • Si los padres no saben euskera, las hijas e hijos lo aprenden a través de la escuela y ahí, entre el profesorado predominan las mujeres.
  • Los ámbitos laborales en los que más se exige el conocimiento del euskera (enseñanza, sistema sanitario, administraciones públicas, tercer sector…) están ampliamente feminizados. Por cierto, al mismo tiempo son profesiones bastante ligadas a los cuidados…
  • La medición del uso del euskera en la calle se realiza cada cinco años. Pues bien, las últimas mediciones confirman una tendencia: las mujeres hablan más en euskera que los hombres.
  • Más de la mitad de los participantes en la Euskaraldia 2018 fueron mujeres.
  • En los euskaltegis predominan las mujeres.
  • En los grupos de Mintzakide o Solaslaguna (grupos de conversación) predominan las mujeres.
  • En diversos estudios se ha destacado que las jóvenes muestran un mayor grado de apego hacia euskera.
  • Entre los seguidores de las redes sociales de ERA predominan las mujeres.

Por lo tanto, aunque sea de forma implícita, el mensaje que niñas y niños reciben es que la mujer es responsable de que aprendan euskera. Y, al mismo tiempo, interiorizan las reglas del sistema de género: el cuidado es responsabilidad de la mujer.

El caso es que el reparto de roles abarca un gran espacio y empieza desde muy temprano. A las chicas y a los chicos no se les enseña o dice lo mismo. Y, sin duda, es importante cómo les influye. Sin ir más lejos, es bastante evidente la distinción que se da a la hora de elegir actividades de tiempo libre, donde existe un impacto directo en el uso de la lengua. En el caso de las chicas, se las asocia más al ocio cultural (música, danza, teatro…). Como la propia actividad es más reglada, también lo suele estar la lengua, lo que garantiza un ocio más euskaldun. Los chicos, en cambio, los relacionamos con el deporte, donde no hay apenas reglas respecto al idioma. Tenemos todavía una visión muy estereotipada y la sociedad sigue  modelando  los gustos de los chavales, impidiendo una elección libre.

Sin embargo, dentro de los nuevos modelos de masculinidad también avanzan los nuevos modelos de paternidad, y cada vez hay mayor conciencia de que las prácticas de los padres funcionan como modelo para las niñas y niños. Por tanto, aunque en las familias (tradicionales heterosexuales) sigue existiendo un claro reparto de roles, se ha identificado la necesidad de superarlo y ya se reconoce que la asociación entre la transmisión del euskera y la madre no es natural, sino fruto de la organización social.

© ERA