CasaEscuelaRecursos

¡El inicio de curso, todo a punto y bien configurado!

Ya casi nadie imagina empezar el curso sin ordenador y sin Internet. Para estudiar, para hacer la tarea, los trabajos de grupo, para consultar el diccionario… prácticamente son indispensables. No es nada nuevo, pero parece que desde esta primavera incluso se ha intensificado esa tendencia.

Así, las niñas y niños, aparte de libros, utilizan herramientas y programas informáticos todos los días. Y, sin duda, los más utilizados son los procesadores de texto (WPS Office, Openoffice, Google Docs…) y los navegadores (Firefox, Chrome, Explorer…). Y a decir verdad, son realmente prácticos y tienen infinitas ventajas que facilitan mucho el trabajo. Y aún se puede ir más allá, como por ejemplo, configurando esas herramientas de uso diario en euskera.

Y no se trata de una reivindicación para que empresas como Google tengan en cuenta el euskera a la hora de sacar nuevos productos. Es cierto que para eso también sirve, porque cuanta más gente navega en euskera, más relevancia obtienen como comunidad ante los ojos de las grandes tecnológicas. Pero quedémonos en un contexto más cercano y hablemos de la escuela: pongamos que nuestras hijas e hijos tienen que buscar información en Internet para un trabajo de la asignatura ciencias de la naturaleza. Si tienes el navegador configurado en euskera y haces una búsqueda en Wikipedia, obtendrás los resultados en euskera. Y de igual manera, si lo tienes configurado en castellano, recibirás los resultados en castellano. El alumnado del modelo D casi en todas las asignaturas busca información en euskera y por eso tener el navegador en ese mismo idioma les ahorra bastante tiempo.

Pongamos ahora que tienen que buscar información en otra web, no en Wikipedia. Si les han pedido que recaben información en páginas que tienen un perfil en euskera y otro en castellano,  la mayoría de las veces obtendrán los resultados en función del idioma de navegación: si lo tienes configurado en euskera, se te abrirá la web en euskera; y si no, en castellano. Y es cierto que cambiar de un perfil a otro se hace en un click… pero también es fácil quedarse con el primer resultado, sin darte cuenta de que podrías estar leyendo lo que necesitas en el idioma que necesitas.

Afortunadamente, configurar el navegador en euskera también se hace en unos pocos clicks.

 

El otro imprescindible, como ya se ha dicho, son los procesadores de texto. Hay escuelas en los que se utiliza Google Docs y en esos casos es tan sencillo como tener el navegador en euskera para que todo aparezca en ese mismo idioma. En los casos en los que se utiliza Word o programas similares, también se puede configurar la interfaz en euskera. Por lo tanto, la elección del idioma está disponible en ambos, e igual de práctico es instalar un corrector en euskera.

Esos motivos, no obstante, no son todos los que hay, sino los más funcionales en el día a día. Pero, mirando a largo plazo, podría subrayarse que a través de las herramientas informáticas en euskera las niñas y niños ven que el euskera les sirve para todos los retos del día a día, que es moderno… En resumen: que el universo que se nos muestra a través de pantallas también puede ser, en gran medida, en euskera.