neskato bat- ahoa zabal zabalik-abesten
Al salirCasa

Entrenamientos, no solo en deporte

Si alguna vez has visto en un espectáculo una niña o niño con la boca abierta, atento, ojiplático, metido hasta las trancas en la historia… Está sumergido en lo que se dice una experiencia estética.

En esas situaciones, dirigidas por las expresiones artísticas, niñas y niños disfrutan y aprenden al mismo tiempo. Ese aprendizaje, además, no tiene desperdicio. Al conectar con las emociones, aquello que se vive y se siente se aprende e interioriza mejor. Dicho de otro modo, el mejor modo de aprender es hacerlo disfrutando con actividades placenteras que tengan capacidad de activar las emociones.

Para eso, los espectáculos culturales nos brindan una gran oportunidad. El teatro, la música, el cine, la literatura o las artes plásticas acercan mundos nuevos y consiguen unir las más variadas experiencias estéticas con el entretenimiento.

Pero la capacidad creativa, como todas las capacidades, también se entrena. La imaginación desbordante innata en las niñas y niños pequeños puede seguir creciendo con ellos, si tienen la suerte de disfrutar de una oferta cultural que alimente sus sueños y haga posibles mundos imposibles.

Se trata, muchas veces, de experiencias compartidas con amigas y amigos o con familiares; pero también son, en otras ocasiones, una oportunidad para explorar el mundo interior propio. En cualquier caso, unir esos momentos con el euskera es una fuente de motivación continua para activar el aprendizaje en ese idioma en otros espacios, también en la escuela. Junto con las actividades de tiempo libre, las propuestas culturales son la mejor opción para que el euskera sea lo que es: mucho más que las tareas escolares.

En un artículo anterior os presentamos la agenda de ERA, para que tengáis siempre a mano toda la oferta cultural en euskera programada para la infancia entre 0 y 12 años. On egin!