IMG: Pixabay
Al salir

¡Este verano también habrá campamentos, qué guay!

Ane no para de pensar en la lista para hacer la maleta. Este año no se le olvidará nada en casa, y mucho menos la linterna. No quiere perderse esas veladas nocturnas llenas de sorpresas y misterio. Tampoco deja de pensar en el reencuentro con sus amigas y amigos. Además, sabe que  conocerá a más. ¡Qué ganas tiene! Está deseando que llegue el día. La verdad es que el año pasado se lo pasó de miedo.

No es para menos, porque el plan está hecho a su medida. Todos los días hay actividades divertidas y emocionantes. No hay más que ver que después de desayunar… poco les cuesta prepararse. Siempre están ilusionados y ansiosos por disfrutar del día, toque lo que toque: excursión al monte, espeleología, piragüismo, surf, jugar a En busca del tesoro, discoteca… ¿Cómo no van a pasarlo bien?  

Y es que ahí reside el secreto, en unir amistades y diversión. Y además, al ser todo en euskera, el resultado es todavía más completo. Porque si pasar la noche en vela rodeada de amigas contando historias linterna en mano no fuera poco, al hacerlo en euskera lo asocian a esas experiencias, a la diversión, al verano, a las vacaciones. De ese modo, interiorizan el idioma más fácilmente. Al pasar una semana, 24 horas al día entre amigos, practican mucho el registro informal, clave para adquirir naturalidad y fluidez, y se afianza el hábito de hablar en euskera entre ellas y ellos.

Un año más hay infinidad de opciones para disfrutar del euskera en los campamentos, y aquí está toda la información disponible. ¿Quién no quiere que el verano sea inolvidable?

© ERA