IMG: Ketut Subiyanto/pexels
Ohe gainean etzanda
Casa

Propuestas para dar espacio al euskera en casa

A partir del otoño las familias pasan mucho más tiempo en casa y aunque no se disfruta de la misma libertad que ofrece la calle o el parque, también se puede hacer planes familiares bonitos, incluso de esos que  las niñas y niños  recordarán toda la vida. Claro está que ahí influye bastante la actitud y las preferencias de las madres y padres.

Al fin y al cabo, al igual que el profesorado hace de referente en la escuela, de modelo a seguir, en casa son las madres y padres las que adoptan ese papel. También las hermanas y hermanos, pero quizá en menor medida. Sea como fuere, conviene ser consciente de ese rol de referente, ya que las niñas y niños beben mucho de su entorno: adquieren capacidades, interiorizan valores, imitan actitudes y hacen suyos ciertos hábitos.

Por eso, al igual que la importancia de la escuela,  la calle o  las actividades extraescolares es innegable, el papel de la familia es fundamental para el cuidado, el desarrollo y la educación de las niñas y niños. Sin ir más lejos, las familias están en todo momento tomando decisiones, sea de manera reflexionada, consensuada, improvisada o tomada por inercia… Y muchas de esas decisiones, por ejemplo, son muy importantes para potenciar la capacidad lingüística y la motivación de las niñas/os. ERA quiere realizar varias propuestas para que en las decisiones que se vayan a tomar en casa se dé espacio al euskera:

  • Sea cual sea el conocimiento de euskera de la madre y el padre, incluso si no saben euskera, es muy importante demostrar y transmitir a las niñas y niños una motivación favorable al aprendizaje y utilización del euskera. Además, es importante hacerlo desde una actitud positiva, animando a que lo usen, agradeciéndolo.
  • Es muy recomendable que las madres y padres, sepan o no euskera, ofrezcan contenidos en euskera en casa: juegos, apps, literatura, dibujos animados, música… Hay una gran variedad de propuestas culturales en las bibliotecas públicas, tiendas o en Internet. Además, la sección de recursos de ERA ofrece muchas opciones, por ejemplo, audio-cuentos y video-cuentos, música clasificada por edad, cine y dibujos animados…Hay que remarcar que cuanto más exposición tengan las niñas y niños al euskera, más facilidad tendrán para dominar el idioma: tendrán más vocabulario, más recursos, más soltura, fluidez…
  • Si las personas adultas de casa no saben euskera, introducir el euskera en las rutinas diarias es una idea genial, por ejemplo, saludos o expresiones fáciles (goazen komunera –vamos al baño-, jantzi berokia – ponte el abrigo-, lo egitera –a dormir-…). De esa manera, el euskera no queda relegado al horario escolar, al ámbito académico y a las obligaciones, sino que pasa a ser parte del hogar, del espacio de la familia y de las actividades en común.

© ERA