will-francis ( unsplash)
audio-cuentos lo potolo
CASARECURSOS

Lo Potolo: audio-cuentos en euskera

¿Audio-cuentos? Una gran herramienta para aprender y disfrutar

La familia es muy importante en el proceso de aprendizaje de la lengua de las niñas y niños, dado que en ella se adquieren hábitos y comportamientos en muchos ámbitos, también en el lingüístico. Asimismo, desde casa se puede influir en el uso del euskera utilizando diferentes estrategias y recursos, por ejemplo  contar un cuento.

La hora del cuento suele ser un momento muy especial que a las niñas y niños les gusta mucho porque lo comparten con sus progenitores y lo disfrutan juntos. Además de reforzar el vínculo afectivo en la familia y despertar su imaginación y curiosidad, el cuento se convertirá en una herramienta perfecta para desarrollar el lenguaje, ya que aprenden nuevas palabras, expresiones, rimas, fórmulas, trabalenguas… Trabajan la comprensión y a su vez enriquecen su capacidad de expresión.

En el caso de no saber euskera o si lo estamos aprendiendo, una buena opción es elegir un cuento que sea conocido y no tenga mucho texto, así como escucharlo juntos y compartir con nuestra hija o hijo la historia. Para ello podemos utilizar los audio-cuentos, como por ejemplo los que EITB acaba de publicar en su portal de podcast: audio-cuentos cortos para ir a dormir, basados en el libro Lo Potolo. También los encontraréis en el apartado de recursos de ERA, junto con otras diferentes colecciones.

Lo Potolo presenta breves cuentos ficcionados, de entre 1 y 8 minutos, escritos por escritores/as de gran prestigio como Miren Agur Meabe, Harkaitz Cano, Uxue Alberdi y J.Kruz Igerabide, entre otros/as.

Cuentos que proponen al oyente un viaje incesante. En la luz de la habitación, cuando los mundos mágicos empiezan a salir de las sombras, las historias de escritores de primera fila son un compañero incomparable en el viaje al reino de los sueños, más aún cuando las dulces voces te las dicen al oído. Las niñas y niños disfrutarán tanto como sus madres y padres de la fascinación a la picardía, del juego a la reflexión, de la dulzura a la sonrisa, o de la carcajada…”

¡Viajemos entonces hacia ese gran mundo de los cuentos y soñemos con esas historias mágicas que nos muestran!

 

© ERA