CASA

Noche de Halloween en euskera

Almas perdidas que regresen al mundo de las y los vivos, almas que vuelven para una noche;

Velas en la entrada de las casas para iluminarles el camino;

Calabazas recogidas en otoño, vaciadas y talladas, con cara de espanto, y que albergan la vela en su interior;

Miedo y sugestión, terror planificado que acompaña a las almas perdidas;

Disfraces y máscaras para ahuyentar a los malos espíritus;

Oscuridad que acaba con la época estival, oscuridad que desbanca al día.

La noche de los muertos ya está aquí, llega ¡Halloween!

 

Conocida en todas partes, estrella de películas y series. Podríamos partir en busca del verdadero origen de la celebración,  y entonces descubriríamos que tiene raíces celtas en lugar de estadounidenses. Así, deduciríamos también que fue el pueblo irlandés el que llevó a Estados Unidos la tradición de celebrar la noche de los muertos. Adentrándonos en la mitología, veríamos que está íntimamente ligada al final del verano, al comienzo del invierno, a la disminución de las horas de sol. Es decir, al tiempo de oscuridad. Y podríamos continuar profundizando más y más.

Sea como fuere, la celebración está arraigando en muchos lugares. También aquí, echando la vista atrás, no tardamos en recordar que las celebraciones en torno al 31 de octubre y al 1 de noviembre no son nuevas. Es cierto que últimamente Halloween ha cogido mucha fuerza y que niñas y niños disfrutan en su celebración. Por eso, podría ser una buena ocasión para que pasen una bonita noche en euskera. Y es que las historias de terror dan pie a ello. Sería un plan perfecto para practicar el idioma de una manera muy lúdica.

Así, por ejemplo, la web Gaubeltza.eus ofrece varios recursos para adentrarse en las celebraciones de la Noche de las Almas: relatos de terror, taller de decoración de calabazas, vídeo para aprender técnicas de maquillaje de terror.

También existen recursos para personas de 10 a 12 años, como la serie de audio Hotzikarak, es decir, escalofríos:

Anbulantzia bat elurretan

Garbitzaileak

Basoaren bila

Deja vu