Casa

El Oskorri más familiar: «Katuen Testamentua» y «Doktor Do Re Mi»

El largo recorrido musical, forjado entre  1971 y 2015, y su abundante producción que ha dejado decenas de discos de gran calidad, han elevado a Oskorri a un lugar privilegiado dentro del patrimonio musical vasco. Además, si en algo han destacado durante estas décadas, ha sido tanto elaborando sus propias canciones folk como recuperando el cancionero popular. En palabras de Natxo de Felipe, alma mater del grupo: “Abesti zoragarriak daude hautsa nork kenduko zain” (Hay canciones maravillosas esperando a que alguien les quite el polvo).

Entre esas obras rescatadas, hay varias  dirigidas al público infantil. Al igual que “Marijane kantazan”, de la que ya hablamos en otra ocasión, destacan otras dos obras: «Katuen testamentua» y «Doktor Do Re Mi». El primero es un disco de 1993, que recopila canciones infantiles tradicionales en dialecto vizcaíno. El segundo, en cambio, se publicó en 2005 y le confiere el protagonismo a las canciones populares de Gipuzkoa.

Natxo de Felipe en una entrevista realizada para la revista Argia, decía sobre «Katuen testamentua»: ”No es una mera recopilación, sino que es la reelaboración de una nueva propuesta. Al principio tuvimos muchas dudas: ¿cómo recibiría la ciudadanía de hoy las canciones creadas en un ambiente rural? Pero las canciones creadas para un público infantil son muy atemporales y universales.”

En la web sobre música vasca Badok están disponibles ambos discos, «Katuen Testamentua» y «Doktor, Do, Re, Mi eta Benedizebra», al igual que en Spotify:

Katuen Testamentua

Doktor, Do, Re, Mi eta Benedizebra

Carátula del disco: Editorial Elkar