IMG: ERA
Recursos

En euskera, ¡cuanto más, mejor!

Cuando las niñas y niños están aprendiendo euskera necesitan recursos para poder utilizar el idioma de forma adecuada y cómoda en cualquier situación (familia, amigas y amigos, escuela). Se trata de dominar los diferentes registros, que adquieren especial importancia porque son muy necesarios en el día a día.

Para aprender bien las lenguas y conseguir cierta facilidad en ellas hay que utilizarlas con frecuencia; y, a ser posible, relacionándolas con las vivencias positivas. El uso del euskera en otros espacios y situaciones ayuda a romper las dicotomías euskera = escuela y euskera = obligación. Por ello, cuantas más actividades realicen en euskera, más posibilidades tendrán de utilizarlo.

Al comenzar el curso escolar se ofrece a las niñas y niños la posibilidad de participar en diversas actividades de ocio: deporte, música, manualidades, ludotecas… Debido a la situación sanitaria que vivimos este año, en cambio, se han suspendido muchas de estas actividades, lo que ha hecho que sus posibilidades de adquirir diferentes competencias en el uso del euskera se hayan reducido. Por ello, y dando pie a la práctica del idioma de otra manera, la oferta de actividades en euskera ha dado el salto también al formato online: Dindaia Fundazioa, por ejemplo, ha publicado la suya estos días.                                                            

¿Cómo podemos ayudarles a introducir el euskera en esas vivencias positivas?

Empezar desde casa, dando ejemplo: si los padres y madres saben euskera, no hay como utilizar el idioma en casa, entre ellos y con las hijas e hijos. Si no son euskaldunes es importante fomentar el apego y el interés hacia el euskera. Hay que abrir las puertas de casa al euskera: televisión, juegos y aplicaciones, cuentos, música, etc. ERA.eus cuenta con una serie de recursos que ayudan a impulsar y potenciar todos esos usos.

El parque, la plaza son espacios importantes para su socialización, lugares de improvisación y de relaciones más libres. Las niñas y niños trasladan allí las costumbres, los juegos y las canciones aprendidas en otros espacios. Los padres y madres pueden jugar un papel activo, aprendiendo y utilizando canciones, fórmulas, adivinanzas, trabalenguas en euskera para el juego. ¡Puede ser un buen reto! Ikusi makusi, Dona-dona katona, Pipitaki-papataki nik dakidana nork daki?

Y como no, ¡consultar las agendas culturales! Los actos culturales en euskera también pueden acompañar, completar y mejorar el proceso de adquisición de la lengua. Hoy en día hay una gran oferta y está recogida en la agenda de ERA, además completamente actualizada: dónde y cuándo se van a llevar a cabo las actividades, si hay algún cambio, si se ha suspendido alguna debido a la situación sanitaria…

Por lo tanto, e independientemente de la situación lingüística de cada familia, recordar siempre que conviene dar espacio al euskera; ¡cuanto más, mejor!

 

© ERA