Al salir

Espacios públicos III: la calle, el parque

¿Y si les damos tiempo y espacio para jugar?


Hace algún tiempo, en realidad no tanto, era completamente normal ver a niñas y niños jugar aquí y allá, en cualquier parte. Casi a cualquier hora estaban las calles llenas de chicas y chicos. Hoy día, en cambio, es más frecuente verles de camino a la escuela de música o volviendo del entrenamiento.

No obstante, en verano todo cambia. Es tiempo de descanso, de salir de la rutina y de vivir sin necesidad de tener todo el tiempo planificado. Y se nota. Se nota hasta en el ambiente. De pronto,  parece que de nuevo se puede jugar en la calle, ya sea en el pueblo o en la ciudad.

Ver parques, frontones y  plazas llenos, con vida, nos hace recordar que  el juego libre en la calle siempre ha sido el mejor lugar para que los niños pongan en práctica en un contexto real todo aquello que han ido aprendiendo. Encima, les da la oportunidad de hacerlo de manera natural y lúdica. Ahí están las formas aprendidas en geometría, los árboles que han aprendido a identificar, los idiomas… Al mismo tiempo que disfrutan jugando, van comprendiendo el mundo. Y no solo eso: desarrollan la autonomía, la comunicación, a entenderse con los amigos, a gestionar sentimientos, a mejorar sus habilidades de psicomotricidad… Además, el juego en espacios abiertos, tiene un gran valor añadido: es más imaginativo, más lúdico, más elaborado.

Al fin y al cabo, aparte de ser una actividad libre, es perfecto para hacerse con conocimientos sin darse cuenta y, sobre todo, una herramienta sin igual para interiorizar y reforzar el idioma. Es realmente útil para impulsar el habla coloquial, natural de las relaciones de amistad. El juego siempre facilita el uso lúdico del lenguaje. Si los niños se sienten a gusto jugando en euskera, lo relacionarán con actividades positivas, es decir, que es mucho más que el idioma de la escuela. Además, da lugar a utilizar canciones, fórmulas de rifas, léxico…

Por todo eso, considerando el tiempo que dedican los niños a jugar, es fácil advertir la importancia de esas actividades y que son  clave para construir las relaciones de amistad en euskera.

Serie de artículos sobre espacios públicos:
I Polideportivo
II Biblioteca-Casa de Cultura
III La calle, el parque