IMG: @picsea by unsplash
padre leyendo con bebe
Casa

La noche: enciende las estrellas en euskera

La familia puede incidir en el uso del euskera de las hijas e hijos valiéndose de diferentes estrategias y recursos. Asociar el euskera a momentos especiales suele funcionar muy bien, ya que es una efectiva manera de transmitir la motivación y el amor hacia el idioma. Todavía funciona mejor cuando se consigue repartir esos momentos a lo largo del día. Aquí ya se ha hablado sobre la mañana, el mediodía y la tarde, y de recursos prácticos para cada momento del día. Ahora falta cerrar el ciclo y dedicárselo a la noche.

Hay familias en las que no se habla euskera o solo uno de los progenitores lo habla, y por eso pueden llegar a sentirse con las manos atadas. La verdad es que siempre hay algo que hacer, y transmitir a las hijas e hijos el cariño y la motivación hacia el euskera haciendo que esté presente en el día a día es más efectivo de lo que parece. Los libros, la música, las actividades culturales… hay muchas maneras de introducir el idioma en el hogar, aunque cada momento tiene sus preferidas.

Al llegar el atardecer las familias se van retirando y se recogen en el hogar, se acerca la hora del descanso. Y el descanso no solo es físico, también es desconectar, y a la vez reconectar con la familia.

En el caso de las niñas y niños el descanso es fundamental y hay que tratarlo con especial atención y mimo. No es simplemente que se acuesten. Después de la cena, hace falta un periodo de transición antes de ir a la cama. Y es el momento ideal para las actividades relajantes:

Cuentos:

Un cuento antes de dormir es realmente efectivo para relajar a la niña o niño y  que se prepare para dormir. Además es una manera genial para consolidar el vínculo entre ellos. Al fin y al cabo, al convertir la hora del cuento en rutina, la niña o el niño esperará ese momento con gran ilusión, momento que comparte con su madre/padre y capta toda su atención. Cuando no se habla euskera o se está aprendiendo, una buena opción es elegir un cuento con poco texto y que la historia sea conocida. Pero también existen recursos online como Sorgina Txirulina donde se publican cuentos para que personas adultas no euskaldunes puedan acercarse al euskera con la ayuda de las narraciones. Cada cuento se publica con un PDF (euskera y castellano), un audiocuento y una unidad didáctica.

Música:

Dentro de los beneficios reconocidos a la música está, sin duda, su capacidad para calmar y facilitar el sueño. Además, es realmente efectiva para estrechar el vínculo con las hijas e hijos. Y no solo eso. Se sienten protegidos y se relajan. Aún más si es la madre o el padre el que canta. Es un momento especial y, por eso, es una gran idea para dedicárselo al euskera y convertirlo en rutina:

Canciones para ir a dormir

Nanas

© ERA