ARG: JustKillingTime-Pixabay
Al salir

Por la tarde: ¡A jugar!

Después de reponer fuerzas al mediodía y una vez pasadas las primeras horas de la tarde en la escuela, hay algún/a niño/a que no salga con ganas de jugar? Es la hora ideal para pasar la tarde con las amigas y amigos, pero antes que nada, toca merendar.

ARG: Pamiela

En esa difícil tarea de retenerlos puede ser de gran ayuda tener a mano un cuento, por ejemplo, “Meriendatzera etorri zen tigrea” (El tigre que vino a merendar), donde se narra la historia de Sofía y un tigre peludo con rayas.

Con las pilas bien cargadas de nuevo, arrancan a las  actividades extraescolares con  los instrumentos o las bolsas de deporte. Y es normal, ya que existe una oferta tan amplia y variada que quedan cubiertas prácticamente todas las aficiones:  deporte, danza, música, talleres temáticos, manualidades… Además de los beneficios propios de participar en estas actividades de grupo, los valores que se trasmiten son importantes para su desarrollo y socialización: empatía, respeto entre iguales, compañerismo … Todo esto en un contexto lúdico en el que, al relacionarse entre sí, trabajan el registro coloquial, una cuestión fundamental para afianzar el uso del euskera.

Sin embargo, también hay quien no  se apunta a este tipo de actividades y pasa la tarde jugando. Puede ser al pilla-pilla, a la comba o al escondite, practicando así canciones y refranes en euskera. Este de aquí se utiliza para jugar al escondite:

Kuriketan, kuriketan
   Biriketan, biriketan
Non zaudete?
Ez bazarate ezkutatu denbora izan duzue

Hay que pensar también que aún ofreciéndoles una variedad de juegos, en ocasiones  se aburren. Pero, tal y como indican los y las profesionales de la educación, saber aburrirse es tan necesario como saber disfrutar. Subrayan, además, que durante esos momentos de aburrimiento los niños/as son capaces de buscar otras alternativas, de modo que consiguen activar la imaginación y desarrollar nuevas capacidades/aptitudes creativas.

Momentos del día, ciclo de artículos:
I POR LA MAÑANA: ¡A comerse el mundo!
II AL MEDIODÍA: ¡A reponer fuerzas!
III POR LA TARDE: ¡A jugar!

© ERA