neskatoa koloretako bola igerilekuan
Casa

Decálogo: 10 ideas para educar en euskera

En revistas y páginas de internet es frecuente encontrar decálogos y listas de consejos sobre cualquier tema: alimentación, salud, seguridad informática, sostenibilidad… ¿Por qué no un decálogo de ideas para educar en euskera?

En casa…

1. Utiliza la lengua para jugar y el juego para enriquecer el idioma: trabalenguas, onomatopeyas, adivinanzas, poemas infantiles… Todo puede ser juego, ¡disfruta!

2. Aprovecha las canciones en euskera para que en casa cualquier situación sea una fiesta. Contra el estrés, ¡baila y canta a todo pulmón con tus hijas e hijos! Te será muy fácil si tienes a mano las listas de reproducción de ERA pensadas según edades y momentos del día. Y puedes empezar desde el embarazo, ¡no hace falta que esperes!

3. Elige los dibujos animados en euskera para que las horas pasadas delante del televisor sean tiempo dedicado a aprender diferentes formas de expresión. Y para las pantallas más pequeñas no te olvides de buscar aplicaciones en euskera.

4. Acompaña el momento de ir a dormir con la imaginación de los cuentos o la poesía de las canciones de cuna. Cuando sea mayor, los cómics pueden ser buen inicio para llegar al gusto por la lectura.

5. Transmítele el interés y aprecio que tienes por el euskera e intenta introducirlo en las rutinas diarias de casa en las que os sintáis con comodidad.

Fuera de casa…

6. Elige siempre la oferta de tiempo libre en euskera. Las niñas y niños participan en muchas actividades extraescolares: deporte, música, danza, manualidades, teatro… que son un instrumento inmejorable para desarrollar las capacidades lingüísticas aprendidas en la escuela y enriquecerlas con modos de expresión más informales.

7. Conoce la amplia oferta cultural en euskera que está a disposición del público infantil: teatro, cine, musicales, cuentacuentos, circo, magia… La agenda de ERA está especializada en la oferta en euskera dirigida a 0-12 años. ¡No hagas planes sin consultarla antes!

8. Aprovecha las oportunidades de practicar euskera con otras familias, en programas de mintzapraktika como Guraso- y Parke-lagun. Y si puedes, mejora tu nivel de euskera en los cursos que ofrecen los Euskaltegis.

9. En verano no le des vacaciones al euskera. En los campamentos y actividades de verano se hacen nuevas amistades con las que de forma natural se afianza la costumbre de usar la lengua.

Y lo más importante…

10. Elige la educación en euskera para tus hijas e hijos. En las Escuelas Infantiles y después en las distintas etapas educativas, por medio de la inmersión lingüística del modelo D (ikastolas y red pública), aprenderán euskera aunque no lo habléis en casa.

No importa de dónde vienes, sino a dónde vamos